jueves, 13 de septiembre de 2007

Hong Kong

26-08-2007

Salimos del aeropuerto pasando por el control de pasaportes, sacamos 2000 HK$ (algo menos de 200 €) en un cajero (nos dio cuatro billetes de 500), buscamos el autobús que nos llevaría hasta el centro, y esperamos a que llegara en su parada. Cuando llegó, nos dispusimos a subir, pero el conductor nos dijo que no quería saber nada con un billete tan grande, y nos indicó dónde estaba la taquilla. Compramos los billetes (40 HK$ por cabeza) y subimos al autobús. Tras 45 minutos de trayecto, llegamos a nuestro alojamiento, Hong Kong Hostel, en Causebay way. Durante el breve trayecto andando, sufrimos el calor y la humedad que nos acompañaría durante todo el viaje.
Subimos a la recepción, en la tercera planta e hicimos el check-in. Comprobamos que no dominaban el idioma inglés como ponen en su página web… más bien se defienden para las cosas básicas. Pagamos (480 HK$ la habitación con tres camas), y nos dirigimos a la habitación. 3 camas y poco más, con un aire acondicionado extremadamente ruidoso.
Dejamos las maletas, nos cambiamos de ropa para adecuarnos al calor, y nos fuimos a dar una vuelta por la ciudad mundialmente conocida por su famoso "made in". Estuvimos unas horas andando y conociendo la zona. Cada poco tiempo teníamos que parar y comprar unas botellas de agua para no deshidratarnos.



Cuando anochecía, cruzamos en barco a Kowloon (5.1 HK$ por trayecto y persona), y nos sentamos a esperar el espectáculo de luces que hay todos los días a las 20:00. Está bien ver como se iluminan al ritmo de la música los rascacielos de la bahía.



Después, fuimos a dar una vuelta por el mercado nocturno, y cenamos en un restaurante de la zona. Cada uno un plato de pollo o pato con arroz, por 80 HK$ entre los tres.
Después de la cena, volvimos a coger el barco hacia la isla de Hong Kong, y nos fuimos a la cama tras un día muuuy largo.

Al día siguiente (lunes), nos levantamos y subimos al pico Victoria. La subida se hace en un funicular que dicen que es un tranvía (Peak Tram), y que vuesta 33 HK$ el billete de ida y vuelta. Una vez arriba, se sube por unos cuantos tramos de escaleras mecánicas hasta el mirador desde donde se puede ver una buena panorámica de la isla de Hong Kong con todos sus rascacielos y de la peninsula de Kowloon.



Por la tarde, cogimos un ferry que nos llevaría a Shenzhen. El billete cuesta 200 HK$ por persona, lo que es bastente caro, pero es la mejor manera de llegar al aeropuerto. Nada más desembarcar en Shenzhen, pasamos el control de entrada a China, y fuimos en un autobús gratuito al aeropuerto. Allí facturamos, nos dirigimos a la puerta de embarque, y a la hora de embarcar… otra vez retraso!!! Estaba el día tormentoso y nuestro avión no había llegado.
Finalmente salimos con hora y media de retraso hacia Guilin (a las 22:00 en vez de las 20:30).
Como estaba lloviendo, el personal de aeropuerto repartió a todos los pasajeros unos chubasqueros para que no nos mojáramos en el trayecto del autobús al avión. En el avión, as azafatas esperaban con una bolsa para recoger los chubasqueros.
Yo había quedado con el hotel de Yangshuo en que nos mandaran un taxi a recogernos (220 Yuanes), y temía que con el retraso del vuelo el taxista se hubiera ido. Pero no, allí estaba esperando con un cartel en alto donde ponía “Enrique C. R.”.

2 comentarios:

Pablo dijo...

Que chula la foto del barco.

HK$ ¿Como se pronuncia esta moneda?

Enrique dijo...

HK$ son los dólares de Hong Kong, y se pronuncia "Jon Con Dólar".